The Twist “Historia de un comienzo”

The Twist “Historia de un comienzo”

 

Cómo empezó todo?

Hoy conocemos “el twist”como un movimiento vintage, simpático e inofensivo.

Pero allá por fines de los 50s, este movimiento de caderas causó controversias en la población: los jóvenes lo amaban y los adultos lo pensaban como un baile desenfrenado y provocativo.

Que dificil hoy para nosotros pensarlo como provocativo, cuando vivimos la era del reggaeton, no? Pero a diferencia: al bailar el twist no había contacto con el compañero, y ni siquiera era necesario tener uno para bailarlo.

Cómo habrá surgido el primer movimiento?

El twist es una fusión de bailes ya existentes como el Swing en los 30s y 40s y Rock and Roll en los 50s, transformándose entonces en una nueva manera de bailar: sueltos.

Como los bailes antecesores: todo baile social nace del pueblo, y si bien es difícil establecer los orígenes exactos, hubo un antes y un después en la historia: El cantante de rhythm and blues Hank Ballard escribe la original «The Twist» inspirado en un grupo de gente que giraba sus caderas mientras bailaba. Esta canción fue lanzada en 1959 como single del lado B «Teardrops on Your Letter» e hizo furor entre los jóvenes locales.

Hank Ballard, al autor de “THE TWIST”

Pero el que tuvo la visión de que sería un hit fue Dick Clark.

Repasando muy rápido: Dick Clark, conocido en el momento como “the America’n oldest teeneger” era el rostro de American Bandstand, un programa de televisión de puras caras jóvenes, que presentaba a músicos locales. La gente en casa bailaba. Y para las bandas esa era la mejor manera de promocionarse en ese momento.

Entonces Dick le pidió a sus productores traer a Hank Ballard and The Midnighters al programa, pero le dijeron que no. Consideraban que la banda era demasiado vulgar para el programa.

Aún interesado en promover esa extraña canción, Clark fue con los de Philadelphia Record para pedirles una nueva versión de «The Twist», esta vez cantada por el joven Chubby Checker.

El cover llegó a las emisoras en el verano de 1960 y pronto se ubicó en los primeros lugares.  Al poco tiempo fue aceptada por los adultos también, cosa que se notó cuando volvió a ser n.º 1 en 1962.

Chubby Checker, el Rey del Twist

La interpretación del cantante Chubby Checker lo lanzó a la fama: a partir de ahí sacó un disco tras otro « Twist with Chubby Checker», « For Twisters Only», « Let’s twist again» « Your twist party»

También otros artistas se vieron inspirados, como Bill Haley & His Comets que hicieron «The Spanish Twist» y «Florida Twist», sonido que se volvió sumamente famoso en México.

 

 

 

Cincuenta años después de su creación el twist volvió a sonar cuando Chubby Checker tocó la canción en vivo en 2012 para el público en DeLand, Florida. Cerca de 4 mil personas hicieron el mítico paso, lo que le valió un reconocimiento en el Guinnes World Record.

El tiempo pasó. Y como todo furor: fue pasajero, pero dejó su marca en la historia que perdura hasta el día de hoy: ni más ni menos.

Hoy “el Twist” es un movimiento que usamos al bailar rock and roll y hasta nos soltamos para hacerlo mejor cuando suena una canción que invita a hacerlo. Por otro lado fuera del ámbito rockero: ¿Quién no ha visto a algún familiar interpretar este baile? Y si el interprete es de las generaciones más antiguas, tal vez esté evocando, sin querer… su época de juventud más rebelde.

El Picaporte (O como los objetos sangran historias)

El Picaporte (O como los objetos sangran historias)

El picaporte (O como los objetos sangran historias)

La puta madre, estos viejos no se van más y yo con un sueño para veinte. Hace frío, está lloviznando y son más de las 3 de la mañana, pero las amigas de mi vieja son así. Cuando se juntan son como adolescentes rememorando anécdotas y cagándose de risa de la vida. Truco va, truco viene, que un tinto de acá y la presión alta por allá. Una, la Yoli se copeteó y se puso a bailar con el picaporte de la puerta. Otra anécdota para el cumpleaños número 57 de Graciela, mi vieja. Por suerte para mí, ya se están yendo. Ya me quiero ir a la mierda.

Tras los últimos saludos, cierro la puerta de madera de la entrada… con la mala leche que del portazo me quedo con el picaporte en la mano y se me desarma todo. La puta que los parió, para mí que lo rompió la Yoli. Che vieja, este picaporte está hecho mierda. Está todo gastado. Parece como si lo hubiesen pulido con una lija. ¿Por qué no vamos mañana a la mañana a la Ferretería y lo cambiamos?

La cara de mi vieja se transfiguró y sonrió tibiamente. Pero como lo voy a tirar, hijo, está en esta casa, que era de tus abuelos, desde que tengo memoria. Ahora vemos como lo ponemos de vuelta.

Vieja, todo bien con la memoria pero guardalo en el altillo y comprá uno nuevo, necesitás uno para que no te entren a afanar, mirá lo tengo en la mano y está hecho bolsa… bue no discutamos, mejor me voy a dormir.

Mi vieja no dijo nada. Se sentó en el comedor y cebó pacientemente unos mates con el agua caliente que quedó de un termo. No puedo rechazar un mate. El primer sorbo fue la excusa necesaria para la charla que nos teletransportaría a ese mismo comedor, ahora en sepia. El calendario incrustado en la pared nos dice que estamos en abril de 1975.

A mi lado están la Yoli y Graciela, en plena adolescencia, estudiando para una lección oral de Geografía. La madre (que reconozco al toque, es Adela, mi abuela) se acerca a ella. Gra querida, voy a comprar unas cosas al almacén y vuelvo en un rato, portate bien, ¿sí?.

Un beso en la frente. La madre gira el picaporte y sale. Cierra la puerta. Yoli y Graciela se miran. Sonríen. Yoli saca de su mochila un disco, un single de 7 pulgadas que le prestó su hermana mayor. Salen corriendo al tocadiscos. Sacan el disco que estaba puesto. Ponen el que trajo la Yoli. Suena “Travelin’ Band” de Creedence Clearwater Revival. Mirá-lo-que-me-está-enseñando-mihermana y se ponen a bailar rock en el comedor a todo trapo. Luego, bajo la estricta supervisión de la Yoli, Graciela baila tomando de compañero al picaporte de la puerta principal, el mismo que tengo gastado y roto en la mano.

Hay tiempo para el lado B del disco. Suena “Down On The Corner” y siguen bailando. Dale Yoli apagá que ya llegó mi mamá! La madre entra. Las encuentra despeinadas y jadeando. Sonríe tiernamente. Gra, no tienen que andar escondiéndose para bailar eso que suena a veces en la radio, pero primero estudien y después bailan. Y no se olviden de dejar en el tocadiscos el disco que estaba antes, porque es de tu papá y se va a enojar si se entera que le andás tocando sus cosas. Graciela pone el longplay que estaba antes para no levantar sospechas. Curiosamente, es un disco de Julio Sosa que contiene “El firulete”, ese delicioso tango cuya letra es una oda a la milonga frente a los embates de la nueva ola de sonidos extranjeros y anglófonos. De todas formas tanto cuidado no sirvió. Porque Carlos, el padre (mi abuelo) llegó tarde esa noche, cenó un poco de sopa con puchero y se tiró derecho al sobre. Por lo que pudo escuchar Graciela, los jueves tenía reunión de delegados con los compañeros de la fábrica y se quedaban hasta tarde discutiendo de política. O algo así, cosas que ella mucho no entendía.

La escena se borronea y aparece otro flashback en sepia. Es una mañana bien temprano. El calendario nos botonea que es Mayo de 1976. Afuera se escucha el repiqueteo de la lluvia. En el comedor está Graciela, de estricto guardapolvo, tomando un té con tostadas. Adela y Carlos hablan en voz baja al lado de la puerta. Adela está visiblemente nerviosa. Carlos la calma. Quedate tranquila, Adelita, no me va a pasar nada. Se acerca y le da un beso en la frente a Graciela. Cuidate Gra querida. Le da un beso a Adela. Gira el picaporte, ese que ya estaba gastado por las tardes de baile con la Yoli, le tira un beso a Gra y cierra la puerta.

Esa tarde el picaporte no giró. Carlos no volvió a casa. Ni al día siguiente. Nunca. Se transformó en una incógnita en medio de un país gobernado por derechos y humanos. Carlos y otros siete delegados pasaron a integrar la lista de los desaparecidos de la Dictadura. Y Graciela se encerró varias tardes, varios meses, escuchando Creedence en su cuarto. A veces con la Yoli, a veces sola. Garabateaba en un cuaderno, con el poco inglés que podía, una canción que había aprendido a traducir.

Un frío sudor me corrió por la espalda. De pronto, volvimos a la fría madrugada del presente. Me di cuenta que mientras me hablaba yo no había largado el mate.

Dale que no es un micrófono, hijo. ¿Viste como llueve? Sí, viejita, dale un mate más y bancame que busco unos tornillos así ponemos el picaporte de vuelta.

Nos quedamos en silencio un rato, con el ruido del sorbo matero. Hasta que hablé.

Vieja, me quedó la duda, ¿qué canción garabateabas en el cuaderno? Si vos no sabés inglés, vieja!

¿Cómo que no, hijo? Algo me acuerdo de la escuela y además la Yoli sabía algunas cosas, ella fue un año a profesora particular… tengo esa hojita acá en la lata esta que está en la alacena. Me ayudó mucho a pasar esos momentos tristes, donde no sabíamos nada de tu abuelo y teníamos miedo, mucho miedo por lo que nos podía pasar. A ver… acá está.

Agarro el papelito, todo roto, amarillento y con letra escrita con pluma:

“Recuerdo a mi papá preguntándole “¿por qué?” Porque hay tantas cosas que no entendía. Y papá siempre sonreía y me agarraba de la mano, diciendo “algún día lo entenderás” Creedence, “Someday Never Comes”

 

Nota realizada por un alumno de Gente de Rock, Gabriel Hernandez, muchas gracias… lograste asomar unas lagrimas cuando lo contaba en voz alta a mi pareja. 

Que es el Rock and Roll

Que es el Rock and Roll

Que es el Rock and Roll?

Empecemos por el principio: el nombre. Que significa y de donde surge?

El término “rock and roll” era en su origen un término náutico, usado por los marineros durante siglos. Se refiere al “rock” (movimiento hacia atrás y delante) y “roll” (movimiento hacia los laterales) de un barco.

La expresión siempre fue referida a botes y barcos hasta que el término se coló en la música espiritual góspel en el siglo XIX, pero con un significado religioso.

Mucho más adelante (1951), la expresión rock and roll , que ya venía utilizándose en las letras del rhythm and blues, fue popularizada por el DJ estadounidense Alan Freed quien comenzó a utilizarla para definir este nuevo estilo de música que inmediatamente, se
asignará como nombre para el mismo baile.

——————————-

LA MUSICA

En los años 50, la música del swing se mezcla con la de otros ritmos americanos como el country o el blues, originando el Rhythm and Blues, que tiene como instrumento característico y novedoso la GUITARRA ELECTRICA. Este género musical nace con problemas y prejuicios raciales, por lo que no termina de imponerse comercialmente.

Pero más tarde con la aparición de algunos cantantes blancos y sus aportes musicales, el ritmo se transforma en lo que hoy conocemos como rock and roll.
Algunos artistas protagonistas de la historia son por ejemplo: El cantante Elvis Presley; El guitarrista, Chuck Berry; El pianista Jerry Lee Lewis Y las bandas más icónicas son Bill Haley and the Comets, Little Richard, y Buddy Holly, entre otros.

——————————-

EL BAILE

El Rock es un baile en pareja. Donde la comunicación entre ambos participantes es del tipo GUIA (leader) y SEGUIDOR (follower). El primer rol es desarrollado generalmente por el HOMBRE Y el segundo por la MUJER, pero no estrictamente.
Y como en todo baile social, reina la conección y la musicalidad, pero la improvisación es la protagonista.

En cuanto al desarrollo histórico del baile, en un principio no se diferenciaba excesivamente del Lindy hop (baile de swing) de los años 30. Pero posteriormente fue evolucionando hacia un estilo propio, caracterizado por el desarrollo de las patadas o flicks, también incluyendo figuras y pasos del Boogie.

Este rock de patada altas y marcadas, se convirtió más tarde en rock acrobático: un baile coreografiado y de alto riesgo, que hasta la actualidad se puede apreciar en competencias presentado como un deporte.

Mas alla de esto, este baile nunca desapareció del todo de las pistas como BAILE SOCIAL, y cada vez es más popular entre diferentes generaciones, al contrario del rock acrobático.
Hoy se enseña academicamente acá en Argentina como en muchos otros paises: en clases de rock grupales dinámicas, divertidas y para todas las edades.

el Killer Boogie

el Killer Boogie

El Killer Boogie es una coreografía de Boogie Woogie, la unida se podría decir, creada hace mas de 18 años casualmente por Marcus Koch. Dicha coreografía se realizo en primera instancia como resultado de unos vídeos tutoriales que el Sr. Marcus realizo en VHS años atrás, la misma mostraba un resumen de los pasos mas conocidos del Boogie con un tema super rápido llamado: Killer Boogie by The Killer (Jan Rietman)

Hoy en dia se muestra alrededor del mundo en diferentes festivales siendo el principal evento el Rock That Swing.

Actualmente en Argentina se esta tratando de dar a conocer entre el publico de Rock and Roll , habiendo sido presentado por primera vez en el festival del Fifty Fity en el mes de Octubre del 2016 

https://www.facebook.com/juanmanuel.aron/posts/10154409267784961

Estilos: El Boogie Woogie

Estilos: El Boogie Woogie

Parece que las palabras “Boogie-Woogie” provienen del término “Mbuki Mvuki”, un vocablo de origen bantú (cualquier persona proveniente de alguno de los más de 400 grupos étnicos africanos en los Estados Unidos) y significa despojarse de la ropa para bailar más ágilmente… 

Esto tiene sentido si ponemos en nuestras retinas la imagen de los esclavos negros, trabajando en el silencio de los extensos campos de labranza de los Estados Unidos y de pronto se acerca el tren, con el peculiar ritmo de su máquina de vapor, el electrizante pitido del silbato y las columnas de humo y vapor expulsadas por sus chimeneas.
Publicidad

Estos negros detenían su faena para contemplar semejante espectáculo y convertirlo en un momento de fiesta y baile al ritmo marcado por el tren, semidesnudándose para poder moverse mejor.

Hablar de Boogie-Woogie como baile, es adentrarse en una mezcolanza de conceptos como Jazz, Rag-time, Blues, Rhythm and Blues, Country, Rock and Roll… No se puede dar con una paternidad clara para el Boogie-Woogie porque todo parece tan obscuro como la piel de quienes lo empezaron a bailar.

El Boogie-Woogie surgió a finales del siglo XIX y principios del XX y lo que sí parece claro es que tiene mucho que ver con los trenes, que surgió de una mezcla de Jazz con Blues y Country y que fue el precursor que sentó las bases del Rock and Roll. Es un baile de movimientos rápidos y muy vistosos que en su época (años 20 y 30) estuvo muy de moda, aunque duró poco tiempo, porque con el Crack de 1929 y la crisis consiguiente, las productoras dejaron de grabar discos. A la salida de esa crisis, el Rock and Roll se implantaría como su sucesor.

A efectos prácticos para los aficionados a los Bailes de Salón, los pasos y figuras de Boogie-Woogie se pueden aplicar con distintos tipos de música, aunque las más aptas son las de Swing y Rock and Roll. Se desarrollan movimientos rápidos con intercambios de posición, siendo algunos de los pasos muy comunes a los del Rock and Roll.

(articulo sacado de “www.encuentrosconelbaile.com”)