Anita Castro

Anita Castro

Siempre me encantó bailar… Desde chiquita bailaba sola en frente al espejo, y a medida que fui creciendo busqué en varias disciplinas sin éxito, para encontrar mi vocación. Mientras tanto el rock como música siempre me acompañó, con mi hermano fan de los Rolling Stones,  mi mamá fan de Queen… Pero como baile en pareja llegó a mi casi por accidente,  en una clase gratuita de una tangueria porteña.
Poco después me encontré envuelta en una fascinación increíble por este baile.
Y más adelante también por la vocación de enseñanza; donde cada alumno que se acerca para aprender a bailar, deja a su vez  un aprendizaje y una experiencia nueva para mi.
Bailar te abstrae y te da un sentido de pertenencia en un grupo de gente que tal vez nunca conocerías de otra manera. Y más sumado a eso, te llena de ALEGRÍA.

Juan Manuel Aron

Juan Manuel Aron

El Rock and Roll para mi… no se por donde empezar realmente, si tengo que contarte del mi… actualmente, es todo gracias a él.
Este ritmo que amo con pasión, me ayudo mucho en momentos difíciles de mi vida, una vida que no llevaba un buen ritmo, que se estaba desmoronando. Gracias al Rock y al Boogie Woogie, realmente conocí y volvió a tener sentido todo.

Ya luego de haber probado un par de años con la Salsa, con el Tango, inclusive con una vida bolichera desenfrenada, ja… este ritmo me dio todo lo que alguien puede querer, el ser feliz completamente, el poder distenderme y relajarme, el conocer hermosas personas, el tener una mejor vida social y por ultimo pero lo mas importante, el conocer a mi pareja de la vida y de baile.

Luego de mucha práctica … encontré en el Rock y el Boogie también mi verdadera vocación, luego de varios años buscándola. El poder transmitir lo que sé y lo que aprendí se volvió mi meta principal. A su vez también seguir aprendiendo, como profesor y como alumno, es algo que día a día sigo agradeciendo….  para poder seguir enriqueciéndome tanto en lo personal como en lo profesional.

Daniel Maranz

Daniel Maranz

El rock forma parte de mi vida desde que tengo memoria: mi mama me lo hacía escuchar de chico, a los 15 comencé a tocar la batería y formar mis primeras bandas, pero pensaba que era muy viejo y pata dura para aprender a bailar. Hasta que un dia decidi ir a una clase y no solo perdi el miedo y la timidez, sino que descubri un grupo que me apoyaba, me queria y donde encontre grandes personas, grandes amigos y hasta el amor de mi vida!!

Mis primeras clases fueron con Selva y Javier. Luego tome clases con Rafa y Ernesto en la Viruta, con Maxi Prado en Azúcar; Estudie un poco de boogie con Omar Coelho, Rockabilly con Miguel Brus, Americano y Carolina Shag con Miguel Truel y Trucos de baile con Rafa Mendaro.

Por otro lado, el enseñar es mi vida. Soy Licenciado en educación física y Profesor universitario, hace más de 10 años que me dedico a la docencia y me encanta! Así que cuando me ofrecieron que les dé una mano, ni lo dudé.

Voy a seguir difundiendo el rock ya sea bailando, enseñando, tocando, participando en festivales, talleres, instructorados, salidas, viajes y todo lo que la Gente de Rock me deje!! Hay tan poco hecho y tanto por hacer… Tenes ganas de ayudarnos?

 

Antonella Buono

Antonella Buono

Como a todos los que pasamos por esta danza, definir el Rock and Roll en una sola palabra resulta difícil, casi imposible. Apenas pensamos en lo que significa, se nos viene a la cabeza un montón de imágenes, momentos, sentimientos, personas.

Al igual que en muchos otros casos, por suerte, mi historia con el rock fue una historia de salvación. Suena exagerado, no? Puede ser… Pero en mi vida, el rock apareció en el momento exacto para ayudarme a salir adelante. Gracias a él, encontré un lugar donde puedo ser yo misma, donde no me importa lo que piensen los demás, simplemente bailo, con todo lo que llevo por dentro, bailo con mi cuerpo y con mi historia también. Bailo con el corazón. Y a bailar con el corazón me enseñaron mis profes de Gente de Rock.
El rock me atraviesa, me da energía, fuerza, alegría, libertad. Me dio la posibilidad de conocer personas increíbles, de todas las edades, de distintos lugares, con historias completamente diferentes, pero con una misma pasión. En Gente de Rock encontré el significado de comunidad, del compartir, de la amistad.
La pasión por el rock and roll es contagiosa! Y nada me da más placer que poder transmitirla a otras personas y ayudar a difundir este baile por todo lugar posible! Y hacerlo en Gente de Rock, la escuela que me dio herramientas para formarme como bailarina y docente gracias a las clases y el instructorado, es aún mejor! Así que te invito a que te animes, a que des el primer paso, te acerques a las clases… y vengas en busca de mil sonrisas!
Verónica Estevez

Verónica Estevez

Toda mi vida me encantó bailar, principalmente en fiestas y reuniones familiares, pero cuando sonaba Rock and Roll de fondo me enloquecía…
Siendo muy chica uno de mis tíos me enseño a dar los primeros pasos, y con un poco de práctica comencé a bailar . Luego de muuuuucho tiempo, en un momento difícil en mi vida, se cruzó en mi vida un buen amigo que me volvió a acercar a la música y me hizo recordar lo que yo amaba bailar. Así que un buen día buscando por todos lados encontré información sobre las clases.
Me costó mucho animarme a asistir, hasta que un día me levante y dije “HOY EMPIEZO” (confieso que fue una de las mejores decisiones de mi vida) y nunca más me pude despegar…

De la mano de Selva, una maestra increíble que creyó y cree en mi, comenzaron las clases, coreos, reuniones, salidas, fiestas y un grupo humano impresionante!!!

Luego vino el instructorado y con él, la idea de transmitir lo que había aprendido… porque para mí, esto es una pasión que se siente en el cuerpo, en el alma y en el corazón; por lo tanto merece ser difundida.

Hoy puedo decir con gran orgullo que bailar ROCK AND ROLL me devolvió la alegría, las ganas, el empuje, principalmente la sonrisa!!!

Queda mucho por aprender y mucho camino por recorrer… VAMOS POR MAS!!!!

Matias Altamirano

Matias Altamirano

Nunca dejes de buscar lo que te hace bien, lo que te gusta, lo que te apasiona”. Ese fue y es mi lema en el día a día. Nunca me imaginé bailando, quizás porque no me sentía capaz de hacerlo. Mucho menos me imaginé dando clases de baile. Pero la perseverancia en buscar lo que me hace bien hizo que un día me acerque tímidamente a tomar una clase de rock con Gente de Rock.

A partir de ese momento todo cambió. La timidez se fue instantáneamente (aunque las frustraciones iniciales siguieron por unos meses je…). Gracias a la ayuda de los profesores sentí que podía. Sentía que iba creciendo con todo su apoyo. Me dí cuenta que ir a clases no era sólo el hecho de aprender pasos de baile, sino que de a poco me iba integrando a un grupo de excelentes personas, con un gran sentido de compañerismo, inclusión, diversión y, por sobre todo, pasión por el Rock And Roll. Así fui conociendo personas que hoy por hoy son amigos y un grupo hermoso que agradezco cada día por habérmelos cruzado en la vida.

Comencé tomando clases sin saber dónde iba a parar con todo esto del baile. Y para mí fue un viaje de ida. Es como una bola de nieve que crece y crece con cada clase, fiesta, taller, juntada, ensayo, etc. Habiendo recibido tanto de todos los profesores y compañeros, me decidí a aprender aún más haciendo el Instructorado de Rock And Roll. Ahora puedo sumar una pasión más a la de disfrutar el baile, que es la de dar clases.

Mirando atrás hoy puedo decir que no me arrepiento en lo más mínimo por haberme decidido a tomar esa primera clase. Pero de eso se trata, de animarse, de vencer el prejucio de no saber si nos va a hacer bien o no el ir a bailar. No dejen de buscar lo que les hace bien, no dejen de intentar.
Gente de Rock no es sólo clases de rock and roll, es MUCHO MAS.

…Y vos, te animás?

Puluu Buccella

Puluu Buccella

Entre los 13 y los 20 estudié idiomas, hice teatro, intenté tocar un instrumento, pero cada cosa cumplía su ciclo e iba en busca de algo nuevo que no tuviera nada que ver con lo anterior. Un día me di cuenta que nunca había probado ir a clases de baile, pero, qué podía bailar?

Lo único que me pude imaginar fue rock, en mi casa se escuchaba rock, a mí me gustaba, sólo faltaba animarse a darle una oportunidad. Me acuerdo que empecé pensando ‘bueno hago esto hasta fin de año por lo menos, como para moverme un poco’ y acá estoy, varios años después, sabiendo que encontré en el baile una pasión que no me había pasado con ninguna otra actividad.

En rock encontré risas, apoyo, festejos, compañerxs, amigxs, complicidad; en rock me conocí más a mí misma, improvisando, divirtiéndome, animándome a otras danzas como el boogie y el swing y, actualmente, transmitiendo lo que sé en las clases, una vocación que no habría descubierto si no hubiera sido por Gente de Rock.

Me encuentro feliz y disfrutando de cada clase, cada ensayo, cada conocimiento que puedo transmitir y cada conocimiento nuevo que adquiero. El rock es sanador, es un camino de ida.