Anita Castro

Anita Castro

Siempre me encantó bailar… Desde chiquita bailaba sola en frente al espejo, y a medida que fui creciendo busqué en varias disciplinas sin éxito, para encontrar mi vocación. Mientras tanto el rock como música siempre me acompañó, con mi hermano fan de los Rolling Stones,  mi mamá fan de Queen… Pero como baile en pareja llegó a mi casi por accidente,  en una clase gratuita de una tangueria porteña.
Poco después me encontré envuelta en una fascinación increíble por este baile.
Y más adelante también por la vocación de enseñanza; donde cada alumno que se acerca para aprender a bailar, deja a su vez  un aprendizaje y una experiencia nueva para mi.
Bailar te abstrae y te da un sentido de pertenencia en un grupo de gente que tal vez nunca conocerías de otra manera. Y más sumado a eso, te llena de ALEGRÍA.